Las ciudades accesibles empiezan a extenderse por España

FUENTE: http://periodico.laciudadaccesible.com/

Mientras Madrid lucha por adaptar sus calles e infraestructuras a los discapacitados, otras ciudades españolas como Ávila, Logroño o Sevilla se han convertido en ejemplos mundiales de ciudades accesibles.

No sólo las personas con discapacidad necesitan ciudades accesibles. El crecimiento de la edad media de los españoles hace que cada día más personas mayores tengan dificultades de movilidad y se encuentren verdaderos obstáculos en las calles. Un problema que aumenta a la misma velocidad que lo hace la esperanza de vida.

Con esta premisa, la ciudad de Logroño acoge este lunes las Jornadas Europeas sobre Accesibilidad en los Municipios 'Diseñando ciudades y pueblos para todas las personas', en las que se espera sensibilizar y promover la accesibilidad como un paso necesario para la igualdad de oportunidades y mejora de la calidad de vida de las personas. La capital riojana tiene experiencia en la materia. El pasado abril su alcaldesa, Concepción Gamarra, recogió en Madrid el Premio Reina Sofía de Accesibilidad Universal de Municipios, que fue entregado por la reina Doña Sofía.

Sin embargo, en España no todo es de color de rosas. Madrid es un claro ejemplo de ciudad con dificultades de accesibilidad para discapacitados, como demostró el programa Escaleras de la Dependencia en las conclusiones de la 'I Carrera sin Obstáculos en Madrid'.

Un resultado muy diferente fue el obtenido en la 'I carrera sin Obstáculos en Sevilla', que contó con la colaboración de Radio Giralda, emisora especialmente sensibilizada con el mundo de la discapacidad. Los participantes disfrutaron y aprendieron todos, al unir desde el proyecto 'La Barandilla' a amigos de la Asociación de Personas con Enfermedad Mental ASAENES, de Alcalá de Guadaira, con voluntarios de la asociación ASISPA, dedicada a la atención de personas dependientes y mayores.

La conclusión ha sido generalizada: los medios de información y asistencia en metro, autobús y tranvía son mucho más accesibles que los de la capital española. La razón podría encontrarse en la reciente construcción de las infraestructuras de la ciudad andaluza.

En Sevilla todas las líneas de metro son accesibles, los autobuses cuentan con pantallas con sonido para las personas ciegas y con visibilidad para los sordos. A pesar de ellos, muchos autobuses carecen de sistemas que faciliten el acceso, como rampas, a personas con graves problemas de movilidad.

Hace unos meses, la ciudad de Gotemburgo (Suecia), fue galardonada con el premio Ciudad Europea Accesible 2014, por sus esfuerzos en la eliminación de las barreras arquitectónicas. Al mismo premio optaban dos ciudades españolas, Burgos y Málaga, que quedaron finalistas.

Gotemburgo se llevó el galardón por alcanzar y tratar la accesibilidad desde el punto de vista del urbanismo y edificación ambiental, el transporte, las tecnologías de la información y por sus edificios, instalaciones y servicios públicos.

Valencia, se ha presentado también en diversas ocasiones a este tipo de reconocimientos, pero parece ser que en Europa son más exigentes que en nuestro país, con el concepto de accesibilidad.

Debemos tener en cuenta que en España empezamos a poner etiquetas a todo lo que es accesible, ya que se sale fuera de lo normal y así se percibe desde fuera. Sin embargo, el concepto europeo es más generalista y concibe la accesibilidad como una cualidad de la ciudad en su conjunto y no sólo en el espacio físico, sino en los servicios y las nuevas comunicaciones que suponen una tipología tecnológica con gran peligro de crear nuevas barreras.

La accesibilidad no son solo las rampas ni los baños grandes. La ciudad es un lugar para vivir y no un espacio que te recuerde permanentemente que tienes una discapacidad.

Desde el punto de vista de la discapacidad, no son concebibles las ciudades no permitan vivir dignamente porque el entorno se encuentre mal diseñado o los servicios no estén preparados para ello. La accesibilidad beneficia a todos, desde mujeres embarazadas a personas que transportan una maleta, o a personas mayores con falta de movilidad.

Ávila obtuvo el Premio Ciudad Accesible 2010, convirtiéndose en la primera urbe española en conseguir este reconocimiento, quedando por encima de 66 municipios. Ha sabido adaptar a las personas con discapacidad uno de los lugares más emblemáticos: su famosa muralla. Este monumento, considerado Patrimonio de la Humanidad, se reformó para que las personas en silla de ruedas y con movilidad reducida puedan pasear por ella. Se instaló un ascensor y un baño adaptado, entre otros recursos.

La Comisión Europea premió a Ávila 'por su defensa de la accesibilidad para las personas con discapacidad', gracias a un plan de urbanismo que ha mejorado la accesibilidad de los edificios públicos y que se desarrolla en colaboración con organizaciones de personas con discapacidad y de personas mayores.

Otras ciudades españolas que destacan por su accesibilidad son Santander y Tarrasa. La capital cántabra lo es por sus programas urbanos, que tienen en cuenta una accesibilidad denominada amable, con un enfoque de diseño universal.

Tarrasa destaca por el entorno urbanístico y los espacios públicos, por sus esfuerzos en facilitar el acceso a los lugares históricos y por eliminar barreras arquitectónicas en edificios de viviendas, parques, calles, plazas y monumentos, incluida la instalación de ascensores, rampas y puentes.
Ir a listado noticias Anterior post El pleno de Tres Cantos rechaza una petición en materia de Accesibilidad Univers Siguiente post Puntos de información y venta de fácil acceso a personas con discapacidad