Por las plataformas de formación online accesibles, usables y funcionales

plataformas de formación online accesibles, usables y funcionales
El pasado mes de octubre de 2013, el Servicio Público de Empleo Estatal lanzó una nueva normativa que permite a los centros de formación en España impartir Acciones Formativas para la obtención de Certificados de Profesionalidad en la modalidad online.

Para que una academia u organización pueda recibir la certificación como centro de formación acreditado es necesario que tanto los contenidos de la acción formativa, metodología, así como la plataforma de teleformación utilizada cumplan con una serie de requisitos que son estrictamente comprobados por los técnicos del SEPE. Muchos usuarios encuentran en Chamilo la herramienta perfecta para impartir formación profesional, dado que es una solución gratuita y de código abierto, muy sencilla e intuitiva, pero con una gran potencia y versatilidad. La versión 1.9.8 de Chamilo ya cumple con los requisitos de accesibilidad exigidos por el SEPE con nivel AA WAI WCAG y con la mayor parte de las funcionalidades necesarias, pero aún así, hay ciertos requisitos que aún no están cubiertos y es por ello que la Asociación Chamilo se ha volcado en esta tarea. Básicamente, Chamilo necesita adaptar su módulo de informes y extenderlo un poco más para que todo lo que se solicita desde el SEPE quede integrado en el core de Chamilo, desarrollándose una vez y liberándose para toda la comunidad, de modo que, cada vez que salga una nueva versión de Chamilo, el 'módulo SEPE' estará disponible para cualquier usuario sin coste adicional.

El proyecto supone un gran esfuerzo y muchas horas de trabajo, y dado que es difícil que una sola empresa u organización lo financie al completo, la asociación ha lanzado una campaña de financiación colectiva o 'crowdfunding' que permitirá aportar su granito de arena a todos aquellos interesados en apoyar este proyecto. Chamilo se está convirtiendo poco a poco en una herramienta imprescindible para la formación online. En sus apenas 4 años de vida ya ha conseguido que más de 7 millones de personas en todo el mundo la utilicen, a lo que ha contribuido en gran medida su accesibilidad y facilidad de uso. Este proyecto es un claro ejemplo de que colaborando entre todos se puede conseguir mucho.
Ir a listado noticias Anterior post La Universidad de Alicante apuesta por la accesibilidad Siguiente post Juegos para concienciar en accesibilidad y discapacidad