Un líder con discapacidad en la alta dirección de una empresa, CERMI

Este fue el titular de la mesa redonda ‘La dimensión inclusiva de las empresas’ celebrada el pasado martes en Servimedia con responsables y expertos de RSE, que se recoge en el número 119 del periódico ‘cermi.es semanal’, órgano de expresión del Comité Español de Entidades de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi).
Alba Vicente, responsable de Relaciones Externas en Fundación Solidaridad Carrefour, trató los retos de futuro en este contexto y explicó que en los comienzos el reto era la contratación de personas con discapacidad, “normalizar la contratación de personas con discapacidad, integrarlo en el área de recursos humanos”. Por ahora, señaló, “toda la compañía está ya bastante sensibilizada, incluso a nivel local, en las tiendas de cada zona”, por lo que hoy en día se centran más en otras tareas como la formación, o la atención al cliente.

En este sentido, Alejandra Gail, representante de la Fundación Accenture España afirmó que en Accenture “los perfiles que se demandan son de un nivel alto y en el proceso de selección no entraban tantas personas con discapacidad”, por lo que el reto para ellos fue abrir ese proceso y demostrar que las personas con discapacidad pueden formar parte de su plantilla, para lo que se hizo un estudio de todos los puestos de trabajo de Accenture, de los perfiles de trabajadores y cómo se podía complementar la formación de las personas con discapacidad.

Del mismo modo, Ana Jimeno de la Casa, directora de Selección y Desarrollo de Repsol, aseguró que “lo que buscan en la gente son sus capacidades, no lo que no tienen sino lo que tienen”, como un ejercicio de responsabilidad, de acuerdo con los valores de la empresa y de acuerdo con las normas que había que cumplir, como la Lismi.

Desde Vodafone, según explicó José Manuel Sedes, manager de Sostenibilidad y Calidad, “la diversidad es un valor estratégico, tanto desde el punto de vista de visión hacia el interior como hacia el exterior” y aseguró que la visión de Vodafone respecto a la estrategia de RSC es “transformar la sociedad”, a través de sus productos y servicios, y “mejorar la calidad de vida de las personas”.

En esta línea, para Enrique Galván, los retos son numerosos “cuando se parte de una situación de desventaja tan clara, a pesar de los avances en los últimos años”. Así, Galván explica que también es necesario superar el modelo legal en el empleo de personas con discapacidad. “Tenemos un modelo legal de promoción del empleo que necesita una revisión mucho más ambiciosa y más cercana a lo que vivimos hoy en día”, dice.

Sobre los Centros Especiales de Empleo (CEE), los participantes coincidieron en que los CEE han mejorado muchísimo el tema de competitividad en precio y en calidad en el servicio. Así, aseguraron que hay una especialización clara en los CEE, que han encontrado dónde satisfacer necesidades y expectativas de los clientes y buscarse un hueco diferenciador.

Y así lo corroboró el representante del Cermi, quien afirmó que “sí que ha habido una evolución profesional grande y eso les pone en una situación de mayor oportunidad de negocio . “Creemos que merece la pena contratar CEE porque generan valor, dan servicios de alta calidad y promueven el empleo de las personas con discapacidad”, puntualizó.

Para finalizar, sobre compras responsables, Galván se refirió a la necesidad de incorporar indicadores de medición, medir esa acción de alguna manera. “Estamos acostumbrados ya desde hace mucho tiempo a la cultura de la medición”, afirmó.







Ir a listado noticias Anterior post Organizan una jornada de senderismo dirigida a personas con discapacidad Siguiente post Un estudio sobre la construcción de la identidad de la discapacidad recibe el IV